Infosalud

img

Reumatología - Artritis

  • Categoría 1
  • 13/09/2019

Una enfermedad de causa desconocida que afecta principalmente a mujeres y personas

mayores.

La ARTRTITIS REUMATOIDEA es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune, que afecta

predominantemente las articulaciones, pero que puede además incidir otros órganos. Si no es

tratada de manera temprana y correcta, puede generar una destrucción articular,

discapacidad permanente y pérdida de la calidad de vida.

Su causa es desconocida. Si bien se sabe que algunos genes pueden predisponer a la

enfermedad, por lo cual familiares de personas con Artritis Reumatoidea pueden ser más

susceptibles a padecerla, éstos no son los únicos desencadenantes. El estilo de vida o los

acontecimientos que tienen lugar durante la aparición de la enfermedad pueden ser también

eventos causales del desarrollo de la misma.

La Artritis Reumatoidea es mucho más frecuente en mujeres que en varones y, en general,

aparece en personas adultas mayores, aunque hay que tener en cuenta que puede iniciarse en

cualquier etapa de la vida, incluso en la niñez. Puede afectar a cualquier persona, con

independencia de la raza, sexo y los hábitos de vida.

Es fundamental saber que es una enfermedad que si bien puede producir discapacidad,

tratada a tiempo y sosteniendo los controles periódicos adecuados, pueden conservarse la

calidad y expectativa de vida.

SINTOMAS

Esta enfermedad provoca una inflamación crónica en articulaciones, (dolor, tumefacción,

rigidez matinal), principalmente en manos y pies. Puede afectar a otras articulaciones como

rodillas, codos, hombros. Además, pueden aparecer síntomas generales como cansancio,

fiebre, pérdida de peso, malestar general.

La evolución característica es la alternancia de períodos de exacerbación de los síntomas

(“brotes”) que suelen durar semanas o meses, con períodos de calma relativa o absoluta. El

cuadro es persistente y progresivo. Los síntomas aparecen tras el reposo prolongado, de

mañana, y pueden pasar algunas horas hasta lograr recuperar la movilidad.

Con el paso del tiempo, es común la aparición de algunas manifestaciones extraarticulares, es

decir, que afectan a sectores del organismo no relacionados con las articulaciones (piel, vasos

sanguíneos, corazón, pulmones, ojos, sangre).

En fases avanzadas y en ausencia de tratamiento, la enfermedad puede causar importantes

limitaciones físicas y un marcado deterioro de la calidad de vida.

 

CAUSAS

La causa de la Artritis Reumatoidea es desconocida; pero se sabe que lo que desencadena la

respuesta inflamatoria es una alteración en nuestro sistema inmume. El sistema inmune es el

encargado de defendernos de las distintas agresiones que el cuerpo pudiera recibir,

(infecciones, tumores, traumas, etc). En los pacientes con Artritis Reumatoidea este sistema

inmune está alterado, “confundido”, y con dificultad para reconocer lo propio y lo externo;

como consecuencia produce una respuesta inflamatoria defensora contra algunos tejidos

propios, dando lugar a los síntomas de la artritis (dolor, inflamación y rigidez articular).

 

Dra Prigione Cristina - Dra. Marczuk Patricia - Servicio de Reumatología Hospital Italiano

Rosario. Nuevos Consultorios Externos del HIR.

Categorías Infosalud

img